PRACTICANTES DE TRABAJO SOCIAL APORTARÁN AL BIENESTAR DE LA SOCIEDAD

Cuarenta y cinco estudiantes de noveno semestre del Programa de Trabajo Social recibieron las insignias que los acredita como practicantes en varias instituciones de la ciudad de Pasto y el Departamento de Nariño.

En la eucaristía de acción de gracias, el Pbro. Arturo Apraez, jefe de Pastoral Universitaria, felicitó a los Trabajadores Sociales en formación por ayudar a los demás en la consolidación de las causas justas, por la promoción humana y por la caridad; resaltó que este trabajo lo harán en nombre de Dios, para que haya justicia social, “pues el Trabajador Social ama a Dios y, por ende, ayuda a los demás”, sostuvo.

 

PRACTICANTES DE TRABAJO SOCIAL APORTARÁN AL BIENESTAR DE LA SOCIEDAD PRACTICANTES DE TRABAJO SOCIAL APORTARÁN AL BIENESTAR DE LA SOCIEDAD

 

La Mg. María Inés Pantoja Villarreal, directora del Programa de Trabajo Social Recordó que, durante su práctica profesional los educandos representarán a la Universidad y al Programa a través de sus experiencias académicas y de práctica para aportar con la transformación social de los territorios; Explicó que están llamados a ejercer la profesión basada en los derechos humanos y con el fin de buscar bienestar y desarrollo social.

 

PRACTICANTES DE TRABAJO SOCIAL APORTARÁN AL BIENESTAR DE LA SOCIEDAD PRACTICANTES DE TRABAJO SOCIAL APORTARÁN AL BIENESTAR DE LA SOCIEDAD

 

Los estudiantes también son llamados a promover, orientar y acompañar los procesos de formación, participación, movilización y acción colectiva para el desarrollo de políticas públicas; motivados a participar activamente en la formulación, desarrollo y evaluación de las políticas sociales; así como promover la participación activa de los sujetos en planes, programas y proyectos educativos. La Magíster resaltó que, esta etapa es un diálogo que une a la teoría y a la realidad para dar un significado al contexto social.

 

Escrito por: Giovanni Moreno Hernández
Revisó: Yanet Bastidas Jaramillo
Unidad de Radio y Televisión