LA TEORÍA DE LA PAZ MENTAL EN NOCHES DE FILOSOFÍA

El encuentro académico Noches de Filosofía llevado a cabo el 10 de octubre del año en curso, contó con la presencia del Doctor Nicolás Novoa Artigas, docente investigador del Departamento de Humanidades. Participaron además docentes de humanidades y estudiantes de los programas de Trabajo Social, Psicología, Derecho, Negocios Internacionales, Enfermería y asistentes en general.

Su disertación presentó apartes de su tesis doctoral en Filosofía “Elementos para una teoría de la paz mental. En torno a la discusión actual sobre los estados mentales propios del bienestar humano”, temática que despertó gran interés del público a través de la participación activa en la formulación de preguntas y solidas respuestas por parte del exponente.

El doctor Novoa en su teoría condujo al público por un llamativo recorrido por la historia de la Filosofía. Al respecto manifestó que: “célebres son las palabras de Cicerón según las cuales Sócrates bajó la filosofía del cielo a la tierra, al hacer de la pregunta “¿cómo se ha de vivir la vida?” la cuestión fundamental de la filosofía antigua. Durante muchos siglos, sin embargo, ella enmudeció como pregunta conductora del filosofar occidental. Ya en el siglo XX, el interés temático por el ámbito de la llamada pregunta de Sócrates —hoy denominado bienestar— resurge con renovada fuerza, de la mano de un renacimiento de las llamadas éticas de la virtud. Ahora bien, cabe destacar que ni las éticas de la virtud ni el bienestar pueden reducirse a la moralidad —esta puede ser muy importante, pero no es lo único que cuenta”.

En este contexto, el exponente introduce que en la historia de occidente resurgen las inquietudes por el bienestar, acogiendo la psicología prudencial, redescubre cómo el estado de nuestra configuración psíquica determina gravitantemente nuestras opciones de estar bien y de que este estado mental contribuya a un resultado positivo en la vida; frente a la búsqueda de la felicidad.

En su análisis, resalta el hoy denominado bienestar concepto que resurge con renovada fuerza, de la mano de las llamadas éticas de la virtud. Destacando “que ni las éticas de la virtud ni el bienestar pueden reducirse a la moralidad”, estableciendo que estos dos criterios pueden ser muy importante, pero no lo único que cuenta.

Señala el profesor Novoa que “el estudio de los factores psicológicos relevantes para el bienestar cabe llamarlo psicología prudencial. En los últimos treinta años, hemos presenciado un desarrollo autónomo de este ámbito temático en la filosofía, que se ha concentrado predominantemente en cómo concebir aquel estado mental positivo que se juzga como indudablemente principal para el bienestar: la felicidad, entendida como una condición psicológica duradera. Mas hay otro estado mental positivo de gran relevancia para nuestro bienestar, que ha quedado casi por completo desatendido: el de la paz mental”.

En este sentido, establece un enfoque metodológico que ´permite identificar la diferencia entre ambos estados desde la perspectiva de la autonomía, con el propósito de profundizar en la relación entre los mismos.

En este orden de ideas, el doctor Novoa, tras estos esfuerzos propone y desarrolla una idea de paz mental, primero, al tematizar las características de la situación humana general que resultan relevantes para concebir la posibilidad del surgimiento del fenómeno en cuestión y, luego, dividiendo dicha idea en dos aspectos principales a tematizar: el actitudinal-interpretativo y el noético. Queda en el ambiente la preguntas sobre la felicidad y paz mental. ¿Cómo lograrla? ¿Qué son los tiempos tranquilos en épocas de turbulencia? ¿Cómo se logra un equilibro entre paz mental y mundo de la vida?. Esta es una invitación para cuestionarnos sobre las formas en cómo ejercemos la vida y que estamos haciendo para ser felices; si lo que hacemos diariamente en nuestro trabajo, en el hogar, en cualquier lugar, nos hace felices, si logramos la felicidad a partir de nuestras relaciones y de los logros que conseguimos.

Finalmente, manifiestó que esta práctica de discurso reflexivo e investigativo llevada a cabo en NOCHES DE FILOSOFÍA, se realiza con el objetivo de brindar a la Comunidad Universitaria espacios de apropiación y trasferencia de saberes, para fortalecer el espíritu crítico de docentes y estudiantes. En este sentido, participar en Noches de Filosofía no solo es asunto de filósofos o de docentes profesionales de la filosofía, sino de todas las personas, en especial de docentes universitarios que estamos formando a las nuevas generaciones para una nueva cultura multiperpectivista y sistémica. Nos preocupa la manera cómo los aparatos tecnológicos han absorbido al estudiante universitario y al mismo maestro, volviéndolos seres autómatas y acríticos, situación que pone en riesgo la paz mental de unos y de otros.

Esp. River de Amaury Insuasty Guerrero.